jueves, 30 de mayo de 2019

Irene,30 de mayo 245 a.c.

Hola Daila,
Acababa de llegar a la ciudad de Alaun.Había sido un viaje largo y con muchas oposiciones.Me había topado con muchos ejércitos que por suerte habían tenido un buen día y me han dejado continuar mi camino tranquuila.Ya era tarde, tenía las sandalias destrozadas , y tenía hambre.Eñ día anterios se me acabaron las provisiones y no había comido nada desde entonces.De repente vi un cartel bastante grande a lo lejos,era menú de un restaurante...
Fui corriendo y entré en el restaurante.La verdad estaba indecisa pero me dejé guiar por mi instinto y pedí pan con miel para el ientaculum.Estaba muy rico y bastante barato.A continuación fui al coliseo nuevo que habían contruido hace poco.La noticia corría por todo hispania y hoy había un pequeña demostración de futuras batallas que se realizarían allí.Ya finalizado el espectáclo decidí ir al mismo restaurante ya que estaba cerca y la comida estaba buenísima.Comí huevos y hortalizas y me pedí una copita de vino para beber ya que hacía mucho calor y tenía sed.Pase toda la tarde turismo por Alaun,fue una tarde un poco movida y ajetreada ya que yo pretendía buscar algún hostal donde dormir. La verdad terminé el día cenando uvas,tampoco tenía mucha hambre.....

Nos vemos pronto

Irene

domingo, 12 de mayo de 2019

He elegido estas palabras porque me he imaginado un niño que estaba recogiendo flores con su madre y de repente siente que alguien le esta mirando y empieza a correr.El deja a su madre atrás ya que la bestia va  apor el.Empieza a llover y ya había anochecido...
Encontró un gran catillo a orillas de un acantilado y decidió llamar.El hombre que abrió la puerta precía simpático y lo dejo pasar a denro cuando de repente...